miércoles, 3 de agosto de 2016

Utopian Paranoia: Capítulo V: La Academia, los Arquitectos y los Dirigentes.

Licencia de Creative Commons
Utopia Paranoica by Karel Paula Olabuenaga Garzon is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://lerakarel.blogspot.com.es/search/label/Utopian%20Paranoia.


Mire muy atento los cuadros y releí las distintas palabras varias veces como si quisiera quedarme con todos esos nuevos conceptos y términos bien grabados en mi cabeza para entender todo mejor.

- Ker, tenemos que irnos. - Me llamo Lera, sacándome de mis pensamientos y fascinación por todo lo que acababa de asimilar.

- Oye! como sabes que me llamo Ker? yo no te he dicho mi nombre.

- Lo se todo sobre ti, bueno..., casi todo, por algo soy tu guardiana moderadora - dijo sonriendo y mirándome - Lo que no sabía esta mañana de tu esencia cuando llegaste es que serías mi mitad, eso era lo único que desconocía además de otras cosas que tu sí sabrás de mí, por ser alguien que me recuerda de mi vida anterior, tengo tantas cosas que preguntarte..., que deseo saber... pero antes tengo que llevarte ante mis superiores, nos están esperando.

- Mi esencia? Acaso tenéis una especie de registro de todos los que llegamos?

- Exactamente sí, pero no del todo, lo llamamos la esencia de cada persona, y más que un registro, es una memoria colectiva, o un conjunto de recuerdos compartidos entre todos los que llegamos aquí,yo solo sé los de aquellos que me son asignados, creía que tu habías sido asignado a mí para ser mi futuro pupilo, lo que no sabía es que serías mi mitad enlazante, supongo que por eso me han pedido llevarte a la casa común nada más llegases a la Academia.

- ¿Y cómo? como sabéis quienes somos.

- Somnus y la Existencia nos aportan esos datos.

- Si tenéis esos datos nada más llegar, entonces tu deberías de saber los tuyos de cuando llegaste ¿no?

- Vaya, una pregunta muy inteligente Ker, pero no es así, todo lo que esta en mi mente, conforme se borra, también se borra en este mundo. Nuestras mentes mismas son las que crean Somnus y la Existencia, son nuestras propias mentes las que nos permiten saber todo, tu mente es la que nos ha dado esos datos de ti, si en tu mente son borrados también se borran en Somnus.

- Entiendo - dije mirando al suelo pensativo. - Entonces... conforme pasan los minutos me queda menos tiempo? nos queda menos tiempo?

- Sí, pero no se tu, a mi me da igual que quede poco para ello, cuanto antes te olvides de todo, antes podremos acordarnos después de todo, es muy contradictorio verdad? - Lera sonrió ante ello.

- Pues la verdad es que sí - Empece a andar hacia Lera y tome su mano - vamos, no me separaré de ti nunca más, llévame a esa casa común.

Ella sonrió de nuevo y me sujeto de igual forma que yo a ella, y entonces acercándose a una pared, introdujo su mano, la cual atravesó la que creía era dura piedra, me quede estupefacto, pero ya menos que antes, empezaba a ver que todas estas cosas extrañas que serían chocantes para mi en el mundo real, eran muy normales aquí. El brazo de Lera siguió pasando a través de la pared y después su torso, cintura, cuello, cabeza, piernas y el resto de su cuerpo, para continuar con mi brazo y mi propio cuerpo después.

Los dos atravesamos así varías casas, una tras otra, pasando de pared en pared, hasta llegar a una céntrica que estaba en el medio de todo y se comunicaba con todas las demás casas a su alrededor, esa era la casa común.

Fueron minutos, pero me parecieron eternos, menuda forma de trasladarse, creía que el tele-transporte era desconcertante y confuso, pero este medio lo era más, no solo estaba mareado, sino que sentía un cosquilleo detrás de mi nuca.

Nada más llegar, allí no había nadie, pero a los pocos minutos empezaron a aparecer igual que nosotros más personas, los primeros en aparecer fueron dos jóvenes casi idénticos, a diferencia de que uno era hombre y la otra mujer, su parecido era evidente, pues eran gemelos, ambos eran morenos de cabello liso como la seda y de piel tostada, de un tono algo mas clara que la de Lera que era de un moreno chocolate, mientras que el tono de los gemelos era de un tostado pardo, con rasgos orientales en sus ojos pues eran muy rasgados y de un color negro intenso, sus labios finos los de él, mientras que los de ella eran más gruesos, ella podría medir 1,65 m, mientras que él podría estar alcanzando los 1,70 m. Las ropas de ella eran de color blanco, y las de él de color negro, ambas con un diseño muy parecido al traje de Lera, pantalón en este caso de cuero, en lugar de vaquero y encima una chaqueta de cuero, en la cual en lugar de estar la insignia de GM, había otra completamente distinta, que consistía en una especie de cubos unos encima de otros, el dibujo se parecía muchísimo a la academia misma pero como si hubiera sido diseñada en forma de cubos, y encima de ese dibujo la palabra arquitectos con un diseño hecho de palos que formaban las letras en mayúsculas.




El logotipo me llamo más la atención que el de Lera, pues era algo que o se le había pasado por alto, hablarme de dicho grupo de personas, o lo había eludido por alguna razón y sino mal recordaba ellos salían en el primer cuadro que leí en la entrada a la Academia.

Los dos me miraron de arriba a abajo y luego me apartaron la vista, para ponerse a hablar entre ellos.

Lera se percató de que los estaba mirando tan detenidamente y acercándose a mí, me hablo en un tono tan bajo que podría decirse que era casi susurrante.

- Ellos son los Arquitectos, son los últimos que quedan en todo Somnus, no simpatizan muy bien con nosotros los Guardianes Moderadores, debido a que ellos eran los que antes se encargaban de controlar la creación y destrucción de las Zonas que existen en todo Somnus, y nuestra labor como moderadores de ellas, para poder proteger a los recién llegados como RENOD`s y moderar a los RED’s, influye de forma directa en la que se supone era la de ellos. Los Dirigentes, han decidido hace poco que ellos cuando se vuelvan a reencarnar y salgan de Somnus de nuevo por última vez, serán los últimos arquitectos, si vuelven a este mundo, porque su esencia así lo decida una vez más, se convertirán en guardianes moderadores.
Ahora mismo se encargan de crear solo de forma arquitectónica los submundos, subsuelos y bases que son necesarias para sostener la infraestructura de todo Somnus, que era la única función que tenían en un inicio.

Al principio de todo ellos fueron los únicos y primeros que formaron parte del sistema que fue creado, ellos mismos se dieron cuenta de que era demasiado poder y funciones para todos ellos, necesitaban repartirlo y fue cuando decidieron seleccionar entre ellos mismos a un grupo de personas que serían los dirigentes, un grabe error, pues ese mismo grupo es el que ahora considera que los arquitectos ya no son necesarios por existir nosotros los guardianes moderadores.

Sus nombres son Tougue la mujer y Gueto el hombre.

- ¿Y quienes son los dirigentes? No me has hablado aun de ellos. - pregunte más curioso aún.

- Ellos son los que como tu mismo leíste en el cuadro, están por encima de los Guardianes Moderadores y dirigen la Academia y con ella prácticamente se podría decir que el mismo Somnus.

En ese preciso momento comenzaron a aparecer más personas, todas de golpe como si se hubieran puesto de acuerdo para ello, primero 2 ancianos de cabello blanco, y tras ellos, otros 3 más, para concluir con 2 más y un último. Los 8 de apariencia demasiado mayor como para deducir que edades podrían tener, pues si en Somnus no se envejece, me preguntaba como es que ellos si eran tan ancianos.

- Ellos son los dirigentes, según sé, fueron los primeros RENoDS en conseguir reencarnarse en la otra vida, pero ya han pasado tantas veces por el proceso, que cuando llegan aquí, esos años se reflejan como puedes ver, gracias a ellos es que sabemos como se puede salir de este mundo al Real, sin embargo por ser dirigentes, ya no realizan el proceso, se han quedado igual que los RETI a vivir para siempre en este mundo y dirigirlo, por ello no mueren, pero si se mantienen en la apariencia de vejez que puedes ver, puede que tengan millones de años y ni si quiera lo sepan ellos mismos.

Los 8 ancianos vestían con los mismos trajes de cuero que los Arquitectos, pero a diferencia de ellos, sus colores eran de un azul negro tan intenso que parecía el mismísimo espacio en el que nos encontrábamos antes cuando llegue a la zona externa de la Academia y vi ese planeta de fondo y la luna encima. Me fije entonces en el logotipo de su emblema que también llevaban en sus trajes y mi asombro se multiplicó.

- ¿Tienen representando en su emblema el mismísimo Somnus? - le pregunté a Lera.



- ¿Te has dado cuenta? - sí, la Tierra en el mundo Real, la Tierra en Somnus, la Luna, el espacio y todo rodeado de una corona de laurel, que es el símbolo que usaban los mismísimos gobernantes en la antigua Grecia y la antigua Roma, los emperadores cuando dirigían el mundo entero.

- ¿Qué? La Tierra en el mundo Real y la Tierra en Somnus? ¿Entonces ese planeta que vi de fondo antes, era la Tierra del mundo Real? Y lo de arriba la Luna?

- Así es, podemos verla desde aquí cuando salimos fuera de la Academia. Es como ver el mundo desde un plano externo que no deja de ser su espejo, un mundo donde todos los sueños se pueden hacer realidad si lo deseas, el mundo de los sueños literalmente, siempre ha estado enfrente de las narices de los Reales.

Continuará...



Licencia de Creative Commons
Utopia Paranoica by Karel Paula Olabuenaga Garzon is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://lerakarel.blogspot.com.es/search/label/Utopian%20Paranoia.

Esta historia es propiedad de Karel Paulette Olabuénaga Garzón, cualquier plagio o copia ilegal, será denunciada por la autora.

No hay comentarios:

Analytics