martes, 19 de julio de 2016

Utopian Paranoia: Capítulo III: Somnus


Licencia de Creative Commons
Utopia Paranoica by Karel Paula Olabuenaga Garzon is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://lerakarel.blogspot.com.es/search/label/Utopian%20Paranoia.

Habían pasado solo unos doce mes, casi un año, desde que Lera había muerto, lo que yo desconocía era que en el mundo al que había ido a parar, conocido como Somnus, ese mes era equivalente a dos años, pues el tiempo en Somnus, iba el doble de rápido que en el mundo Real. Por ello cuando llegue aquí, Lera ya había vivido dos años como Guardiana Moderadora. Sin embargo aun que el tiempo vaya el doble de rápido en este mundo no se envejecía, en Somnus el cuerpo astral (alma) no sufre alteraciones por el tiempo y por ello Lera mantenía la misma apariencia que tenía cuando la vi por última vez antes del accidente, mientras que yo si había envejecido ese año, estaba algo más alto que ella ahora. Siempre fue una chica muy alta para su edad, desde que la conocía me había sobre pasado una media cabeza a lo largo de nuestras edades, no me había dado cuenta de ello, hasta que ahora estando tan pegada a su espalda, podía verle la coronilla, percatándome de que tenía que bajar la mirada un poco cuando le hablaba mirándole a los ojos. Eso quería decir que cuando ella murió tenía 18 años y yo 17 y ahora yo tenía 18 años y ella 20, aun que ella tuviera la misma apariencia que cuando tenía sus 18, mentalmente ya no era una adolescente, se había convertido en una mujer.

- woooou - grite cuando mis pies volvieron a tocar el suelo, sentí un leve mareo pero en seguida se me paso. Mire a mi alrededor y no había nada, entonces en cuestión de segundos comenzaron a aparecer ante mi cuerpos y esos cuerpos se tornaban en extrañas formas que por fin tomaban la apariencia de cosas, estaba viendo ante mis ojos lo mismo que me había pasado a mi cuando me traslade y llegue al parque, solo que yo ahora podía ver como se veía desde fuera.

Y entonces ante mí algo que jamás olvidaré, la atrocidad mayor pensada, jamás creí que un ser humano fuera capaz de algo así, estaba en lo que parecía ser una sala oscura, y en ella varios cuerpos mutilados, partidos en trozos, y a su izquierda cerebros plantados en potes de plantas, me gire muy asustado y vi una figura al fondo, unos ojos intensos mirándome y chille lo mas alto que pude - ah!!!! - entonces Lera me cogió del brazo, tiro fuertemente de mi brazo y cumplió su función de guardiana moderadora - Que demonios?!! como hemos terminado aquí...? juraría que me enfoque en la Academia, hasta generé en mi mente la imagen y la dirección correcta - exclamo asustada  - tenemos que salir de aquí cuanto antes, hemos terminado en una zona peligrosamente afectada por los sueños, el sueño de un depravado mental, además... - jadeaba toda nerviosa, muy asustada también -  no pienses en nada por favor, necesito que dejes tu mente en blanco, igual estas interfiriendo tu en ello - y de nuevo volví a desaparecer con ella a otro lugar.


- no lo entiendo, ya van dos veces hoy, que se supone que estoy haciendo mal, he enfocado mi mente en el punto al que quería ir y sin embargo hemos terminado en un sueño.

Salimos de allí rápidamente y volvimos a trasladarnos igual que antes, llegamos a lo que parecía ser una enorme edificación, un montón de casas cuadradas unas encima de otras y todo ello en lo que parecía ser el espacio, sobre nosotros una pequeña luna y a lo lejos en el fondo un enorme planeta.





- Esta es la Academia, se encuentra en el foco de lo que es Somnus.

Me quede mirando todo durante un buen rato, parecía un lugar salido de la imaginación de alguien, no real, y es que precisamente lo era, pero en la mente de muchas personas, me preguntaba si eso lo hacia o no real, sin importarme mucho en el fondo, comencé a andar junto a Lera, para entrar dentro.

- En Somnus todo lo que imagines se puede hacer real si eres un RENoDS, sin embargo no todo el mundo puede alterar todo lo que quiera, solo su cuerpo o esencia astral, tu apariencia en Somnus - me explicaba Lera, conforme íbamos pasando por la primera de las casas que comunicaba con el resto.

- Solo un Guardian Moderador puede alterar lo que le rodea, poseyendo ciertas capacidades modificadoras que aprendes a usar precisamente en la Academia. Hemos dividido a Somnus en Zonas, y esas zonas son las que podemos modificar.

- Una Zona segura o Zona S, que es la que creé cuando te saque de aquel lugar, cuando te encontré inconsciente en el paso de cebra, también llamada Zona M o Zona Modificada, generalmente suelen ser creadas por nosotros los Guardianes Moderadores.

- Después esta la Zona PAS o Peligrosamente afectada por los sueños, es en la que entramos cuando accedimos al sueño de ese depravado mental, que probablemente estaría soñando en el mundo real, un ser del mundo real está soñando y ha entrado en fase REM y nosotros hemos entrado en su sueño.

- Y por último la Zona no PAS o No Preligrosamente Afectada por los sueños, justamente a la que tu entraste nada mas llegar aquí, esa zona aun no esta siendo controlada por el inconsciente de un ser en el mundo real, pues este no ha entrado aun en fase REM.

- Creemos que cuando entran en fase REM, es cuando pueden controlarlas, mientras tanto existen, pero ellos no están dentro, y es Somnus el que las mantiene existiendo.

- Si puedes modificar todas estas zonas, puedes moderarlas y por lo tanto puedes ser un Guardian Moderador.

- ¿y que es un RENoDS? - pregunte yo.

- Te lo dije al principio, pero supongo que no te acuerdas.

- Pues no, estaba muy nervioso y poco conseguí entender de todo lo que me contaste antes - respondí encogiéndome de hombros.

- Bueno, un RENoDS, es un Recuerdo Esencial No Dependiente de los Sueños, son aquellas personas que llegan aquí, como recuerdos de otros, pero que de alguna forma recordamos nuestra vida anterior en el mundo real, y somos conscientes de todo este mundo, tu y yo somos RENoDs.

Sin embargo hay otros que si son dependientes de los sueños y los llamamos REDs, Recuerdo Esencial Dependiente de los Sueños, a diferencia de nosotros, ellos creen que están en el mundo real aun, no son conscientes de que están en un sueño y desconocen la existencia de Somnus.

Algunos de los que llegan aquí, deciden no ser Guardianes Moderadores, se quedan a vivir en Somnuns, manteniendo su propia existencia de un modo distinto al resto, ellos son conocidos como Recuerdos Esenciales Totalmente Independientes de los sueños o RETI, también conocidos como los que se dejan Retener por Somnus, pues deciden quedarse en este mundo.

- Pero los Guardianes Moderadores no os quedáis a vivir también? - pregunte confundido.

- No exactamente, nosotros estamos aquí temporalmente, buscamos salir de este mundo de sueño paradójico, donde nuestra esencia y recuerdos anteriores son eliminados para siempre.

- Como? dices que nuestros recuerdos de nuestra vida anterior son eliminados?, pero si yo me acuerdo de todo.

- Sí, porque acabas de llegar, pero yo solo he vivido dos años y a penas recuerdo que existe otro mundo a parte de este, y se que llevo dos años aquí, porque figura escrito en un registro, el cual leo todos los días, ni si quiera recuerdo mi nombre real, me hago llamar Lera, porque antes de que perdiera casi todos mis recuerdos, escribí mi nombre en un fragmento de cristal de un colgante que llevo puesto, gracias a que lo marque en el colgante, me acuerdo de haberlo marcado y recuerdo que lo hice para no olvidar mi nombre, debido a ello es que precisamente no lo he olvidado.

Lera me señalo dicho colgante, tenía la apariencia de una araña o abeja de cristal, pero con unas raras formas ovaladas de las cuales colgaban una especie de letras o símbolos de un idioma extraño y unas pequeñas alitas. En la cabeza de las dos piedras de cristal que formaban el cuerpo del insecto o lo que fuera, estaban escritas las letras L-E-R-A, en mayúsculas y bien marcadas justo en la cara interna del cristal.

Al ver el colgante me sorprendí, recordaba esa forma de algo que había visto ya - mi brazo... - dije en voz alta- tengo un tatuaje idéntico en mi brazo, se formo cuando llegue aquí, no le di mucha importancia, pues pensé que era parte de este loco y extraño mundo.

- ¿que? en serio? déjame verlo! - Lera tomo mi brazo y lo miro con una expresión de incredulidad y al mismo tiempo una enorme sonrisa se formo en sus labios, como si estuviera demasiado feliz para expresarlo.

- Lo sabía, sabía que no tenía que perder las esperanzas... - me tomo de las manos y sonrió muy grande para luego abrazarme de forma muy intensa - Eres tu!!! tu!! mi otra mitad!! ajjajajajjajaj - comenzó a reir mas que efusiva y a dar saltos, mirándome fijamente y después al tatuaje.

- Ahora entiendo porque me costó tanto encontrarte, también tienes capacidades modificadoras en ti y eres mi pareja para salir de este mundo.

Me dijo mirándome a los ojos de una forma tan directa que sentí que podía leer mi alma, definitivamente ella no era ya Arel, pero sí era mi novia, lo único que una persona algo distinta a la que había conocido en mi vida Real.

Continuará...





Licencia de Creative Commons
Utopia Paranoica by Karel Paula Olabuenaga Garzon is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://lerakarel.blogspot.com.es/search/label/Utopian%20Paranoia.

Esta historia es propiedad de Karel Paulette Olabuénaga Garzón, cualquier plagio o copia ilegal, será denunciada por la autora.

No hay comentarios:

Analytics